Introducci贸n Certificaci贸n Forestal

¿Qué es la certificación forestal?

La Certificación Forestal es un instrumento que garantiza y demuestra al consumidor que la madera o cualquier otro producto forestal (corcho, resinas...) procede de un bosque gestionado de manera responsable y sostenible. El cumplimiento de los requisitos de la certificación es evaluado por una auditoría externa en base a estándares reconocidos internacionalmente. Por ello, el consumidor que adquiere un producto certificado se asegura de que está favoreciendo la conservación y desarrollo de los montes y de las zonas rurales que los albergan. Un requisito imprescindible para que un producto forestal esté certificado es que provenga de un monte ordenado.
 


Objetivos principales

Los objetivos que persigue la certificación forestal se pueden resumir en dos:

  • Establecer un marco para el reconocimiento y puesta en práctica de una gestión forestal sostenible.
  • Facilitar el acceso al mercado de los productos adheridos a la certificación.

¿Qué se certifica?

La certificación es un medio para garantizar la aplicación en un monte en una zona y momento determinado, de unas normas mínimas de ordenación forestal definidas previamente. Además, las garantías de que se realiza una gestión sostenible de los recursos se puede ampliar a la transformación de los productos forestales, certificando la “cadena de custodia” de los principios de sostenibilidad en todo el proceso.

¿Cómo se certifica?

La demostración de que la ordenación forestal y los productos obtenidos en un monte siguen los principios de sostenibilidad, se realiza a través del cumplimiento de unos criterios. Según el sistema de certificación, esta auditoría o comprobación del cumplimiento de los criterios, la puede realizar o no una tercera parte. Una vez superada la fase de auditoría, se otorga una licencia para utilizar el logo de certificación sobre los productos obtenidos.