Directrices sobre la inspecci贸n del trabajo en la silvicultura

En muchos países la aportación del sector forestal al desarrollo económico es considerable. Dicho sector ha sido capaz de generar beneficios de manera sostenida, desde la producción de madera propiamente dicha hasta la obtención de una gran variedad de productos derivados de la misma. Tanto unos como otros productos se comercializan en el mundo entero. En consecuencia, la silvicultura ha podido generar gran cantidad de divisas y crear muchos puestos de trabajo. En el sector se ha introducido nueva tecnología, sistemas de gestión y practicas laborales innovadoras que le han permitido seguir siendo competitiva y sostenible, situación que continúa hasta la fecha. La gestión forestal por lo tanto desempeña un papel importante en el proceso de desarrollo económico al brindar prosperidad a cuantos han participado directamente o indirectamente en estas actividades.

Una gestión forestal idónea debería generar ingresos y beneficios considerables a las empresas y trabajadores que toman parte en esas actividades. Aunque algunos bosques se encuentran en zonas que cuentan con buenos caminos, construidos con cargo a las empresas forestales, la mayor parte de las operaciones se realizan en zonas alejadas y de difícil acceso. La mayor parte de las personas que trabajan en estas zonas vive en localidades cercanas. Para ellos, el bosque es la principal fuente de empleo y de ingresos. En esas circunstancias se comprende que existan estrechos vínculos entre las empresas forestales y sus trabajadores. Por lo general estas emrpesas atienden a las necesidades básicas de la comunidad. Incluso algunas pueden ir más allá y poner a disposición de esta última bienes de tipo cultural y social.

En los años transcurridos desde que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo aprobó el Programa 21, el plan de acción global para el medio ambiente y el desarrollo, se ha alcanzado un consenso mundial sobre la importancia que reviste la gestión forestal sostenible. Prácticamente todos los países del mundo han adoptado algún tipo de gestión forestal sostenible para los bosques tanto públicos como privados. Como parte de la comunidad mundial, la OIT ha estado al frente de la elaboración de normas sociales para la gestión forestal sostenible, basada en la clara relación entre el desarrollo sostenible y las normas del trabajo en el sector forestal.

Apellidos Autor / Organizaci贸n: 
Oficina Internacional del Trabajo
Actividades: 
Administraci贸n forestal
脕mbito: 
Internacional
Entidad: 
Administraciones u Organismos P煤blicos
Tipo de Publicaci贸n: 
Bolet铆n Oficial
Idioma: 
Espa帽ol / Castellano
A帽o de Publicaci贸n: 
2005
N潞 de P谩ginas: 
68